Diseño sin título - 2022-08-20T194723.832

¿SABES QUE TU VIDA CAMBIA CADA 7 AÑOS?

Descubre la Teoría de los Septenios

¿Estás en un momento de cambios o de crisis en tu vida? Pues entonces tienes que conocer la Teoría de los Septenios ya que te ayudará a entender mejor que está pasando en tu vida. 

Momento de crisis vital

Las crisis vitales nos permiten reflexionar y evaluar alternativas y son necesarias para que haya un cambio a mejor en tu vida.

Esto que estás viviendo ahora es lo que yo llamo un momento de crisis vital. Es decir, un momento de tu vida que implica un conflicto interior y que te lleva a tener que tomar decisiones que no son fáciles. A menudo, una crisis vital suele coincidir con la crisis de mediana edad en la que buscamos nuestro propósito de vida para sentir que estamos en el camino correcto. 

En una situación de crisis nos hacemos muchas preguntas que pueden llegar a agobiarnos y también a asustarnos. Podemos sentir tristeza, miedo, culpa y también angustia. Todo esto con muchos altibajos como si estuviéramos en una montaña rusa. Así que empecemos por el principio para poner orden en tu vida.🙏  

¿Qué es la Teoría de los Septenios?

La teoría de los Septenios constituye uno de los mayores pilares de la Antroposofía, una filosofía creada por Rudolf Steiner. Éste consideraba que la vida de un hombre está formada por tres grandes etapas o periodos cíclicos de 7 años cada uno. Steiner enuncia que estas tres etapas de vida se caracterizan por la maduración física (etapa desde los 0 a los 14 años), maduración anímica (etapa desde los 14 a los 28)  y maduración espiritual (etapa desde los 28 en adelante). Estas etapas afectan nuestra consciencia al punto que se reflejan en lo que somos y en lo que hacemos. 

Un proverbio chino afirma que la vida humana tiene tres fases: veinte años para aprender, veinte para luchar y veinte para alcanzar la sabiduría.

A continuación te invito a descubrir las principales características de cada una de estas etapas, y así poder situarte en la que te corresponde y nutrirte conscientemente de ellas. 🙏😇

Como la vida cambia cada 7 años...

Etapa de 0 a 7 años

En este septenios, el niño asiste al desarrollo psicomotor y es fundamental también el momento en que comienza a caminar erguido, ya que es una manifestación de la individualidad del niño. El órgano que prima en etapa es el sistema nervioso que contribuye al desarrollando de las habilidades perceptivas. Y para fomentarlo, es fundamental instar el juego con el niño. 

De 7 a 14 años

Alrededor de los 6 años el niño comienza a perder sus dientes de leche: esto nos indica el comienzo de cambio de septenio. Y se considera un signo visible de esta transformación interior. Su sistema nervioso ya está desarrollado y listo para comenzar la escolaridad. Es una etapa en la que el niño empieza a forjar el temperamento, el cual puede ser colérico (fuego), sanguíneo (aire), melancólico (tierra), o flemático (agua)….

De 14 a 21 años

El tercer ciclo de 7 años marca un transito desde la pubertad donde se alcanza la madurez sexual a la madurez social, cuando el joven se siente plenamente adulto.

Un evento fundamental de esta etapa es que a los 18 años y medio ocurre el primer nodo lunar. Este nodo nos trae un cuestionamiento de “¿qué vine hacer en esta vida?”. Esta inquietud podría explicar la gran duda en cuanto a que carrera tomar de los estudiantes de primero de universidad, cambiándose de elección hacia una más acorde con su vocación o su propósito.

La música también suele estar muy presente en esta etapa ya que es una forma de religar con la espiritualidad de manera más sutil. 

De 21 a 28 años

Ya comenzamos en esta etapa el septenio anímico. Esta etapa es caracterizada por experimentar experiencias variadas, viajes, trabajos etc. Hay una búsqueda de validación a través de los amigos y de la carrera. Se hace énfasis en la calma interior, la sensibilidad, el autodominio y la autoafirmación creativa.

Es momento de hacerse cargo de la vida con lo forjado anteriormente, a empoderarnos a partir de nuestro propio mérito y esfuerzo. Es un buen momento para plantearnos el cómo vivenciamos al mundo en un camino hacia la adultez.

De 28 a 42 años

Este septenio nos trae el segundo nodo lunar, el cual llega a los 37 años. Es una fase vital de máximo desarrollo (Buda alcanzó la iluminación a los 35 y Jesus en una edad semejante culminó su vida).  Nos cuestionamos si estamos haciendo lo que tenemos que hacer en esta vida: se trata de reconocer que hay problemas, para poder hacernos cargo de ellos.

En este septenio se sitúa lo que se denomina el lugar kármico: es el situarse en el lugar exacto donde uno realiza aquello que vino a hacer, junto a las personas con las que vino a llevarlo a cabo. Comienza una nostalgia por lo no vivido, pero al mismo tiempo una apertura hacia la espiritualidad. Surge el impulso de darnos al mundo a través de nuestra vocación o de nuestro rol familiar. 

A partir de los 42 años

Finalmente, entre los 42 en adelante encontramos el periodo del desarrollo espiritual, que nos trae la habilidad de poder mirar más de lejos las cosas, sin quedarnos atrapados en ella: Esto nos permite separar los hechos más fácilmente, con objetividad y desapego.

Por ende comienza la recapitulación de la vida, donde el alma se pone en servicio del Yo, para que él pueda expresarse, junto a las virtudes de la humildad, la aceptación y el amor. Nos toca ir alejándonos del mundo externo para profundizar en nuestro propio interior.

El buen envejecer irradia dignidad, impregnada por una serena aceptación de la vida y la muerte. Se abre un camino de crecimiento, de libertad interior y sabiduría.

Cada etapa de la vida es variable y tiene sus ventajas

Sin lugar a duda la antroposofía nos ayuda a entender mejor la “biografía humana” y a entender la etapa que estás transitando. Pero hemos de tener en cuenta que en las sociedades contemporáneas los ciclos vitales han ido cambiando sus ritmos: la juventud se acelera a la vez que la longevidad se extiende.

Por ejemplo, la menstruación se daba hacia los 15 años en 1900, pero hoy en día se da hacia los 10 o 12. La mayoría de edad se establecía antes a los 21 años y actualmente en la mayoría de países es a los 18.

Cada fase tiene su propia luz. Ser consciente de cómo se conforman los capítulos de nuestra vita es una valiosa forma de autoconocimiento.

Las crisis nos proponen siempre un cambio y, en ese cambio, es donde está la gran oportunidad

¿Y tú, que momento de crisis estás viviendo? Con gusto leeré tu comentario y si conoces alguien a quien pueda ayudar este artículo, no dudes en compartirlo. 

Encontrarás este mismo artículo de mi blog también en formato video, por si lo prefieres. Si quieres, puedes ver más videos como este en mi CANAL DE YOUTUBEValentina Ferzi. Abrazos! 💜💜💜

Si te gustado y resultado útil ¡comparte!

Soy Valentina Ferzi, Maestra de Reiki y de Registros Akáshicos; terapeuta holística, especializada en acompañar en despertares de consciencia a nivel energético y espiritual para lograr mayor bienestar y plenitud en tu vida.

Altamente sensible, amante de la naturaleza, del yoga y del silencio, me encanta mi trabajo en el que pongo mucho amor. Y estaré encantada de conocerte para ayudarte a despertar tus capacidades, acordes a tu Propósito, si así lo deseas.

Si estás pensando en querer emprender este viaje para tu despertar y no sabes por donde empezar, puedes descargarte mi guía gratuita

Te deseo un feliz día. Namasté

Deja un comentario

Abrir chat
Hola, en qué puedo ayudarte?
This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.