Diseño sin título - 2022-11-12T092943.376

CÓMO SUPERAR EL MIEDO A LA MUERTE

La Tanatofobia o miedo a la muerte afecta a millones de personas en todo el mundo. Y como es un miedo tan grande no se habla de él, creyendo que así se irá disolviendo. ¿Verdad? 

Para “exorcizar” la muerte hace falta mucho más, hablar de ella en primer lugar y documentarse teniendo una visión más amplia que contrasta con lo que nos han enseñado o sepamos sobre el tema. Así que hoy quiero contarte todo lo que sepa sobre el tema con la esperanza de convencerte que la muerte no es tan horrible como crees y que lo que nos espera al otro lado no da miedo. 

Cúal fue mi punto de inflexión respecto a la muerte

Déjame contarte brevemente mi historia y entenderás porque me aproximé tanto a un tema del que todos huyen. Hace muchos años perdí a mi mamá en un trágico accidente y esto me hizo conectar enseguida con el miedo a la muerte. Pasaron los años, años duros en los que buscaba explicaciones a todo esto, me sentía impotente y esto me llevó a querer conocer más y más sobre el tema. 

Mis estudios me llevaron a realizar este trabajo que hago con tanto amor, a encontrar este lazo entre cielo y tierra, entre el mundo terrenal y espiritual, entre la muerte y la vida. Y este fue mi punto de inflexión porque, a partir de allí, mi visión sobre la muerte cambió y, por ende, el miedo desapareció. Así que voy a contarte enseguida todo esto!

Los Registros Akáshicos me sacaron de mi dolor

Mientras me adentraba en las Terapias holísticas, sentí un gran impulso de acercarme a los Registros Akáshicos. ¿Y cuál fue mi gran sorpresa? Que cambiaron mi vida porque finalmente encontré las respuesta que tanto anhelaba sobre el duelo de mi madre. Me hicieron entender que la muerte es sólo un pasaje, en el que dejamos nuestro cuerpo físico, pero nuestra alma sigue allí. Es decir, que la energía de un ser vivo sigue. Y podemos contactar con ellos aunque no de la manera terrenal a la que estábamos acostumbradas. 

A través de los Registros Akáshicos me empezaron a llegar mensajes de que mi mamá (a pesar del accidente que sufrió) estaba bien. Y no te imaginas el alivio que supuso esto para mí!! Es decir, que yo estaba anclada a la idea de cómo murió y esto es algo que debemos de soltar. Tuve que realizar algunos pasos más para superar este duelo y, entre ellos, trabajar la culpa y el abandono. Todo un proceso, te lo aseguro. Pero no imposible. 

Te cuento mi historia porque si yo he podido, tú también

Mi inquietud me hizo investigar cada vez más sobre el tema. Y descubrí que, al igual que los Registros Akáshicos, hay muchas otras herramientas como la Terapia de Vida Pasadas o la Hipnosis regresiva que comparten los mismos hallazgos. Por ejemplo, me di cuenta que los mensajes que recibía de los Registros Akáshicos en mis canalizaciones sobre el más allá eran muy parecidos a los de pacientes de Terapias regresivas. Y cuando lo supe no podía salir de mi asombro! Por esto, al final del artículo te recomendaré algunos de estos libros que a mí me cambiarnos tanto la visión de la muerte y disiparon el miedo que tenía. 

Nunca dejes de hacer nada por miedo a perder. Ni por nada, ni por nadie. El mayor peligro se encuentra en no intentarlo por miedo a perderlo.

Son muchos los estudios que se hicieron y hay información relevante  que llegó sobre la muerte y lo que nos espera que a me dio mucha paz y serenidad por dentro.

Elisabeth Kubler Ross en su libro “La Rueda de la Vida” recompiló muchos casos de experiencias premuerte,  de 20.000 personas de edades entre 2 y 99 años de todos países, culturas y religiones. Los sujetos referían que no solo la muerte no eran dolorosas sino que no querían volver. ¿Entiendes? No querían volver! ¿De verdad crees que si la muerte fuera tan tremenda ellos dirían eso?

Es más, después de ser recibidos por sus seres queridos o por guías, viajaban a un lugar donde había tanto amor y consuelo que deseaban quedarse allí. Y tenían que convencerlos de que regresaran. “No es el momento” era algo que oían prácticamente todos.

Estos extraordinarios hallazgos condujeron a la conclusión científica de que la muerte no existe en el sentido de su definición tradicional. Nos desprendemos del cuerpo que nos aprisiona el alma como el capullo envuelve a la mariposa. En la muerte no hay dolor, miedo, ansiedad, ni pena. Sólo se siente el agrado y la serenidad de una transformación en mariposa.”

¿Cómo superar entonces el miedo a la muerte?

Como este tema es un pelín puntiagudo para muchas personas, te propondré algunos métodos. Escoges los que más sientas que vayan contigo y ve a tu ritmo. Este proceso lleva su tiempo ya que has de romper muchas creencias y comportamientos aprendidos.  

  1. Acepta lo que no puede cambiar:  la muerte es algo inevitable, es un hecho. Puedes pasar todos los días de tu vida viviendo con miedo a la vida y tratando de controlarlo todo  o centrarte en vivir tu vida a pleno. La muerte se escapa de nuestro control pero la vida no. Haz todo lo posible para sentirte orgullosa de la vida que has conseguido llevar. 
  2. Habla con naturalidad sobre la muerte: no sigas generando tabú alrededor de la muerte. Los miedos cuando se hablan y se muestran, tienden a reducirse. Habla con tus amigos y familiares sobre las pérdidas que hayas tenido, los miedos y la incertidumbre de la muerte. Eso sí, que este tema no ocupe una gran parte de tu día a día. Habíamos dicho que el primer aspecto a trabajar es centrarte en vivir, y esta ha de ser tu prioridad. 
  3. Tolera la incertidumbre: No sabemos qué pasará ni  como será. Así que tal vez pueda tranquilizarte el hecho de que hay  múltiples testimonios de personas que han estado al borde de la muerte y explican que en ese momento sienten paz y tranquilidad. No se puede vivir con miedo a la muerte, por ello, debemos aceptar que esta pasará en un momento u otro para poder disfrutar de todos los aspectos de nuestra vida.

¿Qué más puedes hacer para superar este miedo?

    1. Explora la espiritualidad: la mejor forma de superar el miedo a la muerte es precisamente investigando e intentando buscar respuestas a nuestras inquietudes. La  espiritualidad puede ser fuentes de conocimiento alrededor de este tema y esencial para sanar tu trauma a niveles inferiores (emocionales, conductuales, etc). 
    2. Céntrate en tu bienestar: Para poder dejar atrás el miedo a morir es esencial trabajar en nosotras mismas. Nuestro interior es vital para afrontar cada uno de los escenarios que nos presenta la vida. De esta forma, podemos dejar de pensar en la muerte para explorarnos a nosotros mismos y conocernos mejor. Esto nos hará tener una actitud fuerte tanto ante la vida como ante la muerte.
    3. Busca ayuda profesional: Si por ti misma no consigues reducir el tiempo que esta preocupación está presente o no logras estar en paz, no dudes en pedir ayuda.

Conclusiones

Haz que la muerte sea una parte de tu vida: El objetivo final de pensar en la muerte es precisamente intentar aceptarla como parte de la propia vida, vida y muerte como dos caras de una misma moneda. Es dejar de ver la muerte como algo negativo. Potenciar la visión de que esta es precisamente necesaria para poder vivir. 

No te aseguro que no tengas perdidas, eso es imposible, pero habrás aprendido a vivir aun a pesar de ellas y a ser feliz. La vida es un regalo, aprovéchala! 

Si te gustado y resultado útil ¡comparte!

Soy Neha, maestra de Reiki y de técnicas metamórficas. Ayudo a personas como tú, que se encuentran en un momento de dificultad y necesitan encontrar de nuevo el equilibrio en su vida para lograr un mayor bienestar.

Pongo mucho amor en mi trabajo y estaré encantada de conocerte y ayudarte, si así lo deseas.

Te deseo un feliz día. Namasté

Deja un comentario

Abrir chat
Hola, en qué puedo ayudarte?